+34 93 402 70 99Plaça Sant Jaume, s/n (08002 Barcelona)

MEDIA

Información al día

NOTICIAS < Atrás |

Alberto Fernández: “Colau ha pasado de gesticular a agitar conflictos como la turismofobia”

Alberto Fernández, presidente del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Barcelona, ha asegurado que “el gobierno de Colau ha cambiado de estrategia, hasta ahora gesticulaba, y ahora es agitador de conflictos, con tal de no resolver los problemas municipales que le son competencia”.

 

Asimismo, ha lamentado que “el Gobierno Municipal promueve la turismofobia para esconder que desde que la equivocada gestión de Colau ha convertido el turismo en un problema, cuando debería ser una oportunidad”.

 

Ha criticado que “Colau va más allá de la gesticulación, con un discurso de confrontación, revanchismo, y división, que busca minimizar o huir de su obligación de resolver los problemas de la ciudad”.

 

Alberto Fernández, ha denunciado que “el Gobierno municipal es incapaz de condenar los escraches a los hoteles, como los ocurridos el pasado 1 de mayo en el centro de Barcelona, así como recientemente en los distritos de Gràcia y Poblenou, y cuando por fin los condena, lo hace tarde y de manera fría”. “Estos disturbios llegaron a situaciones de intimidación y de conflicto con trabajadores y clientes del hotel” ha añadido.

 

En este sentido, ha reclamado que “el Gobierno intervenga incluso con acciones legales contra los autores de los escraches, algo que perjudica a la imagen de Barcelona, y a esta actividad económica que genera inversión y representa más de 100.000 puestos de trabajo en la ciudad”.

 

Afirma que “Colau pretende esconder su negligente gestión del turismo para huir de su responsabilidad que ha supuesto que el turismo, desde que ella es alcaldesa, ha pasado de ser el noveno problema de la ciudad, al segundo puesto”.

 

Por otro lado, ha explicado que “desde el Grupo Popular queremos que se concilie el obligado descanso vecinal con la actividad económica turística que genera empleo y promueve inversión” y reclama un plan de inspección eficaz contra aquellas viviendas turísticas que generan molestias vecinales o son ilegales; y colaboración con el protocolo de Guardia Urbana para dar respuesta a las quejas vecinales”.

 

Fernández ha criticado “que el gobierno municipal agita conflictos cuando es incapaz de resolver los problemas de Barcelona: con el top manta creando sindicatos de manteros y cooperativas; con los okupas cediendo edificios públicos para evitar altercados violentos de los antisistema; o enfrentando a vecinos con comerciantes y restauraciones, etc”.

 

En esta línea, ha asegurado que “hay un divorcio entre el Ayuntamiento y  los sectores que crean empleo y generan inversión: hoteles, restauradores y comerciantes,  ya que la respuesta municipal no es resolver los problemas vinculados que existen, y ayudarles a tirar adelante sus negocios, sino que favorece las controversias”.